Kimetsu no Yaiba Manga 188 - RESUMEN COMPLETO


188: Amor desgarrador

El capítulo comienza con Muzan atacando en todas partes con sus tentáculos. Los pilares se encuentran en una situación desesperada, ninguno de ellos puede defenderse.


- "¡Estoy siendo empujado hacia atrás! No puedo encontrar una abertura...", dijo Gyomei.

- "¡Ni siquiera puedo defender a Himejima-san! ¡Maldición!", dijo Obanai.

- "¡Voy a ser la primera en caer! ¡Ni siquiera he sido de ayuda! ¡Tengo que arriesgar mi vida! ¡Sin embargo, no sé si podré detener a Muzan!", dijo Mitsuri.


Ahora, los ataques de Muzan se dirigen hacia Mitsuri, quien logra esquivar los primeros golpes. Pero en ese instante, Mitsuri recibe otro ataque y es lastimada gravemente. Entonces, Obanai se dirige a toda velocidad hacia Mitsuri para ayudarla, mientras que, Giyu, Gyomei y Sanemi intentan atacar a Muzan, pero no pueden hacerlo. Muzan ni siquiera les presta atención.

Obanai le dice a un cazador de demonios que vaya a buscar a Yushiro para que cure a Mitsuri, pero en ese momento ella le dice: "Espera. Aún puedo pelear", mientras abre los ojos.


- "¡Detente! Ya has hecho suficiente", dijo Obanai, quien deja a Mitsuri con el cazador de demonios, para después ir a pelear contra Muzan.

Mitsuri intenta detener a Obanai, pero debido a que está lástimada, no puede hacerlo.

- "¡Iguro-san! ¡No te mueras, por favor!", dijo Mitsuri.


Mientras Obanai está corriendo, su vendaje que cubre su boca se desenreda. La boca de Obanai está abierta hasta los bordes de su cara, pero eso no le importa ahora.

- "Si tan solo nos hubiéramos conocido en una época más pacífica", pensó Obanai.

[Flashback de Obanai]


Obanai nació en una familia que se dedicaba a robar oro y tierras de otras personas. Por mucho tiempo, en su familia solo nacían mujeres, pero luego de 370 años, nació un varón.

Cuando Obanai nació, su familia lo metió a una jaula, y permaneció allí hasta los 12 años. Una vez que su familia lo liberó de la jaula, le presentaron a una mujer que tenía la mitad de su cuerpo como la de una serpiente.

En un inicio, cuando Obanai nació, debió ser sacrificado para aquella mujer. Pero Obanai tenía unos ojos extraños, por eso lo dejaron vivir hasta que pudiera convertirse en una comida más grande.


Aquella mujer le dice a Obanai que haría que su boca sea como la de ella. De esta forma, Obanai quedó con la boca abierta. Él sabía que iba a morir, así que con la ayuda de Kaburamaru (el único en quien confiaba), logró escapar. Sin embargo, aquella mujer lo persiguió. Entonces, el Pilar de Fuego, que pasaba por allí, logró salvar a Obanai.

Después de aquello, Obanai fue a ver a su prima, quien le dice: "¡Por tu culpa, todos han muerto! ¡Debiste dejar que te comiera!"

- "Nací en una familia de porquería. Por eso, yo también soy una porquería", pensó Obanai.


En ese instante, algo nació en Obanai. Sí, lo que nació fue un gran odio hacia los demonios.

[Presente]

Mientras Obanai sigue corriendo, recuerda la primera vez que conoció a Mitsuri. Aquella vez, Mitsuri llevaba puesto un kimono y tenía una sonrisa tan hermosa como la de una flor.

- "Quiero derrotar a Muzan, y luego morir. Rezo para que mi sangre impura se purifique de alguna manera. De esta forma, podré renacer en un mundo sin demonios. Y la próxima vez, te diré que te amo", dijo Obanai.

¡Descarga nuestra aplicación!
Disponible en Google Play
Pueden usar nuestro resumen, siempre y cuando nos mencione como su fuente de consulta.

0/Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio

Artículos Sugeridos