Kimetsu no Yaiba Manga 191 - RESUMEN COMPLETO


191: ¿Quién es el verdadero demonio aquí?

Yushiro está inyectando "algo" a Tanjiro. Entonces, un ayudante le pregunta: "¿Está bien usar tantas ampollas en él?". Yushiro lo mira fijamente y le dice que mantenga la boca cerrada, ya que Tanjiro se encuentra en un estado crítico.


Murata intenta quitarle la espada a Tanjiro de su mano, pero este la empuña con fiereza, y no puede quitársela. De repente, el pulso de Tanjiro regresa a la normalidad.

¡Tanjiro! ¡Lucha! ¡Vuelve con nosotros! ¡Estamos casi al amanecer! —dijo Murata.


Sin embargo, el pulso de Tanjiro comienza a debilitarse de nuevo.

¡Muzan se va a escapar! ¡Necesitamos ir tras él! —grita Murata.

En ese momento, Tanjiro abre sus ojos y agarra con fuerza su espada.


Por otra parte, un Kakushi está escondiéndose en la sombra de una edificación mientras observa la batalla.

—Quizás sea esto. Quizás podamos aguantar hasta el amanecer y finalmente derrotar a Muzan —eso pensó.

Mientras tanto, Muzan ha sido lastimado por Gyomei. Entonces, Sanemi encuentra uno de los talismanes y lo pone en su frente. Y, al cabo de unos segundos, logra ver a Inosuke y Kanao, quienes también están escondidos.

¡Quiero una de esas espadas rojas también! —dijo Inosuke.


—¡No es tan simple! —responde Kanao—. ¡Necesitas tener mucha fuerza para poder sujetar la espada como ellos lo hacen!

De repente, Sanemi ataca a Muzan usando su forma "7". Y Gyomei logra entrar al mundo invisible, logrando ver a Muzan.

¡Tiene un montón de cerebros y corazones! No puedo creerlo! Y lo peor, ¡los está moviendo! Es tan difícil de atacar. ¡Pero si puedo hacer que los demás vean lo mismo que yo, y atacamos los 12 lugares a la vez...! —pensó Gyomei.


Ahora que Gyomei es capaz de ver los corazones de Muzan, él llama a Iguro y le dice: "¡Mira de cerca su cuerpo! ¡¿Puedes ver su cuerpo transparente?!".

Obanai obedece a Gyomei, y mientras mira a Muzan, dice: "¿Qué? Por un momento, pude ver a través de él...". Sin embargo, en ese instante, Muzan ataca con todo lo que tiene.

El Kakushi que estaba escondido en las sombras de un edificio siente que algo está mal. Él mira hacia el campo de batalla y piensa: "Gyomei, Sanemi, Giyu, Obanai, y Zenitsu han sido entregados".


Entonces, Muzan comienza su ataque, pero de repente, su brazo es cortado.

¡Tanjiro! Tanjiro! —dice Kanao mientras llora.

Siento llegar tarde.


Tanjiro le dice a un Kakushi que cuide de Kanao. Y, al ver a Tanjiro, Muzan dice: "¿Qué pasa con esa horrible cara? No estoy seguro de cuál de nosotros es el verdadero demonio aquí".

Terminemos esto, Muzan —responde Tanjiro con calma.

¡Descarga nuestra aplicación!
Disponible en Google Play

0/Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio

Artículos Sugeridos