OreGairu Volumen 14 - Capítulo 6 - RESUMEN COMPLETO


Al igual que antes, Yuigahama Yui pide un deseo

Faltaban pocos días para que el ciclo escolar acabará. Hikigaya estaba llegando al final de su segundo año de secundaria. Y en los días restantes, los alumnos solo se enfocaron en dar sus exámenes finales.


Una vez que terminaron los exámenes finales, las vacaciones de primavera llegaron. Ahora todos podían asistir a sus respectivos clubes. Mientras que Hikigaya acompañaba a Komachi a una orientación para los nuevos estudiantes de la escuela secundaria Sobu. Finalmente, Komachi hacía su debut como estudiante de secundaria.

La presentación de los nuevos estudiantes era en el gimnasio de la escuela. Y, una vez que terminó, Komachi se dirigió a una reunión social, mientras que Hikigaya se dirigió al edificio principal.

En la entrada del edificio, Hikigaya se encontró con Yuigahama Yui, quien tenía una expresión más madura y, además, lucía extremadamente hermosa. Entonces, Hikigaya evitó hablar con ella y se dirigió a recoger sus zapatos, pero al hacerlo generó un pequeño ruido. Y, en ese instante, Yuigahama se percató de su presencia.


—Oh, Hikki.

Al ver que no podía evitar la conversación, Hikigaya se acercó a Yuigahama y le preguntó qué estaba haciendo, a lo que ella le dijo que estaba esperándolo.

¿Eh? ¿Por qué...? Espera, ¿está pasando algo? —dijo Hikigaya, quien estaba asustado, ya que pensó que había olvidado algo.

Con el rostro sonrojado, Yuigahama le dice que no pasa nada y que solo lo estaba esperando.

—No hemos hablado casi nada durante los exámenes. Pero acordamos ir a algún lugar después. Así que pensé esperarte —dijo Yuigahama.


—Mi error, debí haberte contactado.

—¡No, está bien! —dijo Yuigahama mientras agitaba la cabeza, para después mostrar una sonrisa frágil—. Yo...solo quería intentar esperarte.

Ya veo...gracias.

Yuigahama se puso de pie y le entregó su bolsa a Hikigaya, para después decirle: "Ayúdame a llevar esto a casa". Entonces, con la otra mano, Yuigahama se puso su mochila sobre el hombro. Al ver eso, Hikigaya pensó que lo mejor sería ayudarla a llevar su mochila también, así que le ofreció su mano.

Mmm.

—¿Hmm? —Yuigahama miró la mano de Hikigaya, confundida. Inclinó su cabeza y luego puso su mano sobre la de Hikigaya.


Hikigaya inclinó su cabeza y le dijo: "No me refiero a tu mano, sino a tu mochila. Digo que yo la llevaré por ti"

Oh...¡Debiste haberlo dicho desde un inicio!

Yuigahama se sonrojó y retiró rápidamente su mano, para después darle su mochila a Hikigaya. Susurró un "gracias" y se apresuró en seguir adelante.

Mientras ambos caminaban, Yuigahama se puso al lado de Hikigaya y comenzó a preguntarle varias cosas, como para romper el hielo. Entonces, Hikigaya le pregunta qué hay dentro de la bolsa que él está cargando.


Oh, ¿eso? La escuela casi ha terminado, así que me llevo todas mis cosas a casa. Al parecer, tenía muchas cosas guardadas.

Ajá... Bueno, eso pasa muy a menudo al final del año escolar.

En ese momento, Hikigaya comenzó a recordar cómo era su vida escolar. Por un instante, él se dejó llevar por sus recuerdos. Y, al percatarse de eso, Yuigahama le da una mirada a la cesta de la bicicleta de Hikigaya y le dice: "Parece que no tienes muchas cosas, Hikki".

En realidad no traigo nada a la escuela.


La casa de Yuigahama estaba cerca, pero antes de llegar allí, se detuvieron en una tienda que estaba frente a un jardín. Entonces, Yuigahama mira la tienda y le pregunta tímidamente a Hikigaya si quiere ir.

No, paso. Podría terminar quedándome a cenar otra vez —respondió Hikigaya.

Bien, entiendo, ajaja... Oh, ya sé. Dame un segundo —dijo Yuigahama con una sonrisa tímida. Y después de recordar algo, entró a la tienda.

Al cabo de un momento, Yuigahama sale de la tienda con dos latas de café.

Aquí tienes, gracias por ayudarme.

Oh, ¿en serio? Gracias —dijo Hikigaya, ya que pensó que era una especie de recompensa por haber cargado su bolsa y mochila. Así que lo aceptó con gusto.


Hikigaya quería tomar su café tranquilamente, así que Yuigahama comenzó a buscar un lugar para que se sienten y conversen. Ella levantó la mirada y encontró un parque donde había unos niños jugando. Entonces fueron allí y se sentaron en el primer banco que vieron. Era una tarde tranquila y el viento era agradable.

Mientras Hikigaya bebía su café, Yuigahama dejó salir un aliento de satisfacción. Luego miró a lo lejos, más allá del extenso parque, y dijo: "Es un poco relajante...".

Sí, las cosas han estado bastante agitadas últimamente —respondió Hikigaya mientras bebía.

Yuigahama giró su cuerpo hacia Hikigaya y comenzó a hablar sobre las actividades que habían hecho juntos en los últimos días. Luego hizo una sonrisa divertida, dejó salir un aliento de satisfacción, se estiró un poco y dijo: "Es agradable pasar nuestro tiempo así...". Bajó sus brazos y miró a Hikigaya para confirmar lo que dijo.


Sólo si es de vez en cuando... Si hacemos esto todo el tiempo, significa que no tenemos, literalmente, nada que hacer.

Tienes razón... Me pregunto, ¿qué deberíamos hacer para matar el tiempo en nuestro tercer año? —dijo Yuigahama mientras miraba el cielo.

No creo que podamos hacer eso, ya que los exámenes de ingreso a la universidad estarán a la vuelta de la esquina.

Supongo —dijo Yuigahama con una sonrisa amarga.

Hikigaya levantó la mirada, mientras que Yuigahama abrió en silencio su boca y dijo: "Eh, Hikki..."

¿Hmm?

Yuigahama levantó su cara con determinación y miró directamente a los ojos de Hikigaya.

¿De verdad estás de acuerdo con esto?


Hikigaya no sabía qué decir, ya que no entendía la pregunta, así que dijo: "Esté o no de acuerdo con ello...No tengo derecho a decidir eso".

Antes de que Hikigaya pudiera terminar, Yuigahama interrumpió con un movimiento de su cabeza y dijo: "Piensa antes de contestarme. Si realmente estás de acuerdo con esto, si las cosas han terminado, te diré mi deseo... es un deseo muy, muy importante".

En el momento en que Yuigahama enfocó sus ojos en Hikigaya, las palabras irreflexivas que él estaba a punto de decir desaparecieron. Y antes de que se diera cuenta, Hikigaya se estaba mordiendo los labios, mientras sus ojos miraban débilmente hacia el suelo. Cuando vio su mirada atormentada, se dio cuenta que no le perdonaría una respuesta a medias.

—No estoy bien con esto... —dijo Hikigaya, mientras Yuigahama hizo una leve sonrisa e instó para que él continuará—. No podemos hacer nada para evitar que el club termine —Al oír eso, Yuigahama asintió y Hikigaya continuó—. No podemos evitar perder el club. Sé que Yukinoshita tampoco quiere continuar. Estamos completamente convencidos de las razones por las que el club ha terminado... Creo que está bien terminar con esto de una vez —concluyó Hikigaya.


—Ya veo... entonces... —Antes de que pudiera terminar, Yuigahama tenía dudas sobre su respuesta. Estaba siendo muy cuidadosa en lo que iba a decir—. Entonces...

Sin embargo, Hikigaya no estaba preparado para escuchar una respuesta, ya que aún había cosas que necesitaba decir.

—Pero... hay una cosa que no puedo aceptar —interrumpió Hikigaya—. Si tomó la decisión de compensar algo a lo que renunció, fingiendo que se trata de algún tipo de compromiso, entonces no puedo aceptarlo. Si yo fui la razón de que tomara esa decisión, entonces la responsabilidad debería... —Hikigaya se detiene e intenta pensar mejor en lo que iba a decir. Así que respiró hondo, se dio unas palmaditas en las dos mejillas y trató de continuar, pero Yuigahama lo interrumpió y le preguntó con cautela.

—Eso salió de la nada... ¿Por qué fue eso?

—Lo siento, olvida lo que dije. Sólo estaba tratando de disfrazar mis palabras.


Los ojos de Yuigahama se abrieron y parpadearon varias veces. Entonces, comenzó a reírse.

Para alguien tan egocéntrico como Hikigaya, ni siquiera él podía entender su falsa lógica. A este punto, él ya se había dado por vencido en tratar de entenderla.

—Sí. Honestamente, no lo entiendo. No tiene sentido. Es simplemente asqueroso.

—Exactamente. Me siento igual... pero ¿tenías que añadir esa última parte?

Incluso Hikigaya se deprimió un poco al oír la declaración de Yuigahama. Pero aún así, los ojos de ella mostraban felicidad.


—Pero... creo que de alguna manera lo entiendo. Ya que eso es algo que normalmente tú dirías, Hikki.

—¿En serio?

Yuigahama le dio una palmada en el hombro a Hikigaya y le dijo: "Algunas cosas no se entenderán aunque hablemos entre nosotros... pero está bien, porque haré todo lo posible por entenderlas. Creo que Yukinon es igual".

Al oír eso, Hikigaya finalmente pudo entender lo que Yuigahama estaba tratando de decirle. Las cosas ahora estaban más claras. Y aunque no sea lógico, puede que no sea algo que se pueda explicar, puede que sea una mezcla de la subjetividad e intuición de ellos, pero al tratar de entender de esa manera, se llenaría las diferencias que hay entre ellos.

—He tenido mi deseo desde hace mucho tiempo —Yuigahama se puso de pie y miró hacia el cielo, que ya estaba oscuro—. Quiero todo...

A pesar de que eran las mismas palabras que dijo la vez anterior, Hikigaya pudo notar un cambio. Entonces Yuigahama respiró tranquila, pero profundamente, y después dirigió su mirada hacia Hikigaya.

—Por eso, quiero que Yukinon esté aquí en un día como este, en el que no haya nada después de la escuela. Quiero estar en el lugar donde Yukinon y tú estén juntos —Yuigahama se puso de espaldas y susurró como para pedir un deseo—. Así que tienes que decírselo.

—No te preocupes, me aseguraré de hacerlo.


Yuigahama sonrió y se sentó de nuevo en el banco. Luego miró a Hikigaya y le preguntó en un tono burlón: "¿De verdad?"

—Sí. Bueno, primero necesito hacer los preparativos. Será difícil, pero lo intentaré.

Pasado un momento, Yuigahama se levantó del banco y dijo: "Bien... deberíamos irnos." Hikigaya se levantó del banquillo y empujó su bicicleta.

—Gracias por llevar mis cosas —dijo Yuigahama poco antes de entrar a su casa—. Nos vemos en la escuela.

—Sí, nos vemos.

Después de despedirse, Hikigaya empujó su bicicleta. Era de noche, así que dio un saltó sobre el sillín y se fue tan rápido como pudo.

Disponible en Google Play

3/Publicar un comentario

  1. Gracias por publicar los capítulos de este hermoso trabajo Kevin, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Entramos a la recta final del Volumen y es hora de que la historia se salga de control. Jajaja. Gracias por este capitulo, esperando el siguiente capitulo. Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio

Artículos sugeridos