OreGairu Volumen 14 - Capítulo 9 - RESUMEN COMPLETO


Incluso si ese azul se desvanece con el tiempo, seguirá siendo azul

El baile de graduación estaba a punto de comenzar, así que Yukinoshita y Hikigaya, quienes estaban en un rincón del aula, estaban revisando los últimos detalles para que todo quedara perfecto. Aunque para ser más exactos, Yukinoshita le estaba diciendo a Hikigaya lo que tenía que hacer.


—Hikigaya-kun, por favor supervisa el área designada para la escuela secundaria Sobu.

—Entendido.

También coordina con los clubes de tenis y fútbol, con la ayuda de Totsuka-kun y Hayama-kun, a que lleven los invitados adentro.

—Claro.


Y así, continuamente, Yukinoshita le designó varias tareas a Hikigaya, quien en un momento dado, pensó que le estaban dando demasiado trabajo, lo cual fue un poco incómodo para él. Sin embargo, al ver la mirada de Yukinoshita, asintió.

Desafortunadamente, somos los únicos que entendemos el flujo de este evento... ¿O acaso eres incapaz de hacer algo tan simple?

Yukinoshita pasó el pelo que tenía en el hombro con el dorso de su mano e hizo una sonrisa provocativa. Y ante su mirada inquebrantable, Hikigaya no tenía muchas respuestas para elegir.

—Ya verás, te mostraré...

Antes de terminar con los últimos preparativos, Yukinoshita se percató que había dejado pasar un pequeño detalle: "el alcohol". Claro, ella no se hubiera dado cuenta de eso si no fuera porque su mamá y su hermana aparecieron momentos antes para verificar que todo esté yendo bien, por así decirlo, ya que solo querían "molestarla".

Entonces, Yukinoshita y Hikigaya se encargaron de solucionar los últimos detalles que faltaban. Y después de un breve intercambio de miradas, ambos se dirigieron a los bastidores. De esta forma, comenzó el baile de graduación.


La ceremonia estaba en su clímax, y por el momento todo estaba marchando bien, ya que Yukinoshita y Hikigaya, que estaban en posiciones diferentes, se estaban encargando de que todo salga de acuerdo a lo programado. Cabe mencionar que Hikigaya tenía puesto un auricular por donde Yukinoshita le daba instrucciones.

Pasaron las horas y el baile de graduación terminó. Si habláramos en términos generales, diríamos que el evento "terminó bien".

Hikigaya, quien aún seguía en el lugar, estaba limpiando el área del piso, lo cual incluía recoger la basura y revisar algunas pertenencias perdidas. De pronto, Hikigaya escucha unos pasos, así que dirige su mirada hacía el lugar donde provenía el ruido y se percató que los pasos le pertenecían a Hiratsuka.

¿Todavía estás aquí?

Sí... por casualidad olvidé algo — dijo Hiratsuka mientras caminaba hacia el centro del piso.

Entonces Hikigaya miró alrededor, pero no pudo encontrar nada, así que movió su cabeza como preguntándose qué había perdido.

Esto es lo que olvidé.


Hiratsuka se detuvo frente a Hikigaya y le ofreció su mano. Ella no estaba sosteniendo nada, tampoco había algo en la palma de su mano, lo cual fue extraño para Hikigaya, ya que no pudo entender lo que ella quería. Así que él le dio una respuesta insustancial. Entonces, Hiratsuka extendió su mano más lejos.

Me olvidé por completo de bailar contigo —dijo Hiratsuka con una sonrisa enternecedora mientras tomaba de la mano a Hikigaya. Ella realmente parecía como un príncipe encantador.

¿Eh?

Hikigaya la miró con la boca abierta, lo cual hizo que Hiratsuka se avergonzara un poco, pero después ella le devolvió una sonrisa tímida.

Um, bueno, no sé bailar bien, ¿sabes? —dijo Hikigaya.

Lo mismo va para mí —dijo con una sonrisa despreocupada.


No había música, tampoco luces, pero aún así, bailaron por un momento. Y en el instante en que sus cuerpos se juntaron, Hiratsuka soltó la mano de Hikigaya como para empujarlo y dio un giro elegante. Aquel repentino empujón rompió el equilibrio de Hikigaya y lo hizo tropezar. Pero antes de caer, Hiratsuka lo tomó de la mano y con fuerza hizo girar su cuerpo. Y justo cuando estaban a punto de celebrar el momento, el talón de Hiratsuka se clavó en el pie de Hikigaya.

Ouch...

Aquel dolor hizo que Hikigaya perdiera el equilibrio, entonces, ambos cayeron de espaldas, uno encima del otro. La espalda de Hikigaya golpeó el suelo, mientras que Hiratsuka estaba encima de él.

Hiratsuka se levantó lentamente y se sentó en el suelo. Luego, con una sonrisa madura, dijo: "Que afortunado eres".

Um, acaban de pisarme el pie, así que...

Hikigaya también se sentó en el suelo, y ambos comenzaron a conversar.

Uff, estoy tan cansada. Pero me divertí mucho —dijo Hiratsuka mientras cruzaba sus piernas y apoyaba su espalda contra la de Hikigaya—. A pesar de lo que pasó, el evento resultó ser un completo éxito. Admito que estaba un poco preocupada después de la mentira que dijiste...

Hikigaya solo guardó silencio y se hizo al tonto.

Eres un hombre malo —suspiró y golpeó su cabeza contra la de Hikigaya.

Hiratsuka se dio la vuelta y miró por encima del hombro a Hikigaya, y con una voz suave, le preguntó: "¿Cómo te has sentido durante todo este año? ¿Cambió algo?".

Aquella pregunta, hizo que Hikigaya recordara lo que escribió aquel día.

Nada cambió...


Hiratsuka se golpeó la nuca como dando a entender que esa respuesta era inaceptable.

Esa fue una mala pregunta... ¿Encontraste lo que estabas buscando?

—Eso es algo difícil de responder, ya que se supone que no es fácil de encontrar, ¿verdad?

—Si alguien oyera eso, se enojaría sin dudarlo o tal vez se pondría a llorar en un rincón.

Mientras ambos seguían hablando, un ruido estático salió del auricular de Hikigaya, y después de unos segundos, él pudo escuchar la voz de Yukinoshita.

Hikigaya-kun, ¿puedes venir a la terraza?

Al oír eso, Hikigaya dirigió su mirada hacia Hiratsuka y le dijo: "Lo siento, todavía tengo trabajo que hacer, así que debo irme".

Ya veo. Entonces me iré.

Rápidamente Hiratsuka se puso de pie y le ofreció su mano a Hikigaya para que se levante. Pero él sacudió su cabeza con una sonrisa y se levantó por su cuenta. Así que ella bajó lentamente su mano con una sonrisa solitaria, y antes de que la bajara por completo, Hikigaya la tomó y después se inclinó.

Gracias por cuidarme.

Por un momento, Hiratsuka guardó silencio, pero cuando se dio cuenta de que era un apretón de manos, se rió.


—Sí, realmente fuiste un dolor de cabeza —agregó una sonrisa amarga y continúo—. Supongo que esto es el adiós.

Adiós, sensei.

Hiratsuka asintió con la cabeza y se retiró. Y, al cabo de un momento, Hikigaya respondió por medio del auricular.

Lo siento, estaba ocupado. Ahora mismo voy para allá.

Después de aquello, Hikigaya se dirigió a la terraza, y aunque era de noche, aún se podía ver el océano, ya que las luces de los barcos parpadeaban a lo lejos. Entonces Hikigaya comenzó a buscar a Yukinoshita, y en su frente, encontró una chimenea prendida, que con la chispa de su fuego, iluminaba el blanco y delgado rostro de Yukinoshita, lo cual reforzaba el mágico ambiente que se estaba generando en el lugar.

Una vez que Yukinoshita se percató de la presencia de Hikigaya, dijo: "Oh, Hikigaya-kun, hola".

Hola. Perdón por la espera —dijo Hikigaya mientras se acercaba hacia Yukinoshita.

Espera, primero que nada, mira tus pies.

¿Eh? Mis pies...

Lo único que Hikigaya podía ver era una alfombra cubierta de arena y nada más, así que se preguntó si esto era alguna clase rompecabezas. Él hizo una mirada confusa, lo cual generó que Yukinoshita suspirara.

Mira. ¿Ves la arena que hay?

—Eh...

En ese momento, Hikigaya sintió que aquel ambiente mágico que había sentido al inicio, desapareció. Y de un momento a otro, Yukinoshita le dijo que limpiara el lugar para que puedan irse.

Bien...

Hikigaya se dio la vuelta para buscar la escoba, pero Yukinoshita intervino como queriendo decir algo más, lo cual generó malestar en Hikigaya, ya que pensó que le iba a mandar a hacer otra cosa.

—Espera, ¿todavía hay más? ¿Podemos parar ya?

Entonces, Yukinoshita dio paso hacia delante, y dijo: "No, aún hay algo más".


Justo cuando iba a decir algo, Yukinoshita comenzó a respirar profundamente mientras abrazaba unos documentos que tenía en sus manos. Levantó su mirada, y con sus hermosos ojos miró fijamente a Hikigaya.

Hikigaya-kun, te amo.

Al oír su repentina declaración, Hikigaya se quedó paralizado, mientras que Yukinoshita sonrió tímidamente. Ella estaba sonrojada, así que usó sus documentos para ocultar sus mejillas. Luego miró furtivamente hacia Hikigaya para ver como reaccionaba, pero al final, el insoportable silencio hizo que retrocediera. Y antes de que Hikigaya pudiera decir algo, ella huyó a toda prisa.

En ese momento, Hikigaya pensó: "Oye, ¿en serio? Ella si que es un dolor de cabeza. ¿Qué se supone que debo hacer si ella simplemente se escapa así? ¿Qué le pasa? ¿O acaso debo decirle lo que siento en otra ocasión? En serio, esto es muy difícil. Ella realmente es un gran problema".

—Pero aún así, esa parte problemática es lo que la hace tan increiblemente linda.

5/Publicar un comentario

  1. Dios mío, no puedo esperar para ver este Volumen 14 en el anime, es pura emoción ver estos 2 juntos, pero me sentí mal por el maestro en este capítulo, siempre mis favoritos fueron Yukino y el Maestro, son 2 mujeres hermosas e increíbles, quería tener Suerte de encontrar y tener una mujer así para ser parte de mi vida algún día.

    ResponderBorrar
  2. Muchas gracias Kevin por seguir publicando los resúmenes de Oregairu y me encanto este capitulo, el final se acerca y comparto el sentimiento de compañero Tatsuya, ya quiero ver animado este volumen y al igual Yukino y la sensei también son de mis favoritas pero la que mas me encanta es la hermana mayor Haruno, aunque no da mucha información de este personaje su participación es muy importante para el crecimiento de Yukino ademas de causar el conflicto dentro de la historia y me encanta su personalidad arrogante, sarcástica , caprichosa, llena de glamur y aires de élite ademas de hermosa, jajajaja . Saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. De nada, OKA. Te había prometido hacer el resumen completo del volumen 14, y así será.
      Saludos.

      Borrar
  3. Yukino y la sensei son mis favoritas y me alegra que una de las 2 haya ganado :')

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio

Artículos sugeridos