The Cuckoo's Fiancee Manga 12 - RESUMEN COMPLETO


12: Vives sola, ¿verdad?

Nagi regresa primero a su casa y recuerda lo que pasó momentos antes, y siente un gran alivio, ya que Segawa va a ir a la "casa de Erika", no a la mansión donde actualmente vive (y claro Nagi también). Al ver que estará solo en casa, Nagi decide pasear desnudo por todo el lugar.


—¡¡Caminar desnudo por toda la casa es genial!! —pensó Nagi.

De un momento a otro, Nagi se percata de un ruido que viene desde afuera.

—¿Entonces tú vives aquí? —dijo Segawa mientras entraba a la casa en compañía de Erika.

Ambas entran, y Erika le muestra la sala a Segawa, quien dice: "Es muy grande. ¿Todo esto es para ti sola?"


Unos segundos antes, Nagi se había escondido detrás de un mueble, pero Erika se percató de su presencia y que también estaba desnudo.

—¿Qué diablos está pasando? —pensó Nagi.

Erika le manda un mensaje de texto a Nagi y le dice que no pudo ir a casa, ya que lo están remodelando, a lo que Nagi le responde: "Entiendo, ¡¿pero por qué tenías que traerla aquí?! No pudiste haberle dicho que sea otro día mejor".

Entonces Erika le responde que pudo hacerlo, pero en ese instante su ama de llaves le sugirió ir mejor a su segunda casa y, al oír eso, Segawa insistió en venir. Luego Erika le dice a Nagi que lo llamó, pero no respondió la llamada.


—Ahh...no me di cuenta —pensó Nagi.

Con el rostro sonrojado, Erika le envía un último mensaje a Nagi: "Entonces, ¿por qué estás desnudo?"

Para evitar que Segawa descubra que está viviendo allí, Nagi comienza a moverse sigilosamente por todo el lugar para sacar sus cosas, mientras que Erika se encarga de distraer a Segawa.

Erika y Segawa están cerca de la piscina, así que Erika, con señas, le dice a Nagi que se esconda en su habitación, pero al hacerlo, Nagi tropieza.

—¿Qué fue eso...? —dijo Segawa.


Rápidamente, Erika empuja a Segawa a la piscina y caen. Luego ambas salen, y Erika dice: "Lo siento, Hiro-chan, es mi culpa".

Nagi aprovecha ese momento para escapar y, una vez que llega a su habitación, dice: "De alguna manera pude esconder todo...".

Pasado un momento, Nagi escucha un grito, así que se asoma a la ventana para ver qué pasó. Una de las chicas grita: "¡Hey! ¡¿Qué pasó?!"

¡Había algo ahí! ¡Por el jardín!


Al oír eso, Nagi decide ir al jardín y se encuentra con los viejos seguidores de Erika, aquellos chicos que la estuvieron molestando cuando él la conoció.

—Hey. ¿Otra vez tú? Maldito acosador —dijo Nagi mientras se arremangaba las mangas de su camisa.

Nagi les da una paliza y les dice que se vayan en silencio, y que la próxima vez llamará a la policía.

Por otra parte, Erika y Segawa, quienes están en toalla, se acercan a la piscina y se percatan que no hay nadie.


—Que raro...incluso escuché voces —dijo Erika.

—No habrá sido ese gato.

—Bueno, mejor hay que regresar.

Después de aquello, Segawa menciona que se divirtió mucho, así que se despide de Erika y le pregunta si puede volver otra vez, a lo que Erika, con una sonrisa, le dice: "Sí, por supuesto".


Justo antes de salir, Segawa se percata de un cuaderno que estaba en una mesa, así que lo coge.

—Lo sabía —dijo Segawa mientras leía el cuaderno— Este es el cuaderno de Umino-kun. ¿Por qué está aquí...?

¡Descarga nuestra aplicación!
Disponible en Google Play

0/Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio

Artículos sugeridos