Sentimientos - Capítulo 5: "Hija"

Sentimientos - Capítulo 5

Narrador

El chico no sabía exactamente que es lo que estaba ocurriendo. Lo único que podía asimilar era que la persona que se encontraba en frente era el padre de Mini. No sabía exactamente la relación de estos dos debido a que ella nunca le habló de su familia y de nada parecido. Pero el pelinegro podía notar en la cara de la chica de que una buena relación no es lo que tenían exactamente.


El chico pudo notar que la cara de la chica se podía sentir miedo o nerviosismo, y este al notarlo se puso a la defensiva ya que no sabía exactamente lo que podía llegar a ocurrir ahora mismo. Después de un rato en silencio entre ellos tres, el padre de ella decidio romper el hielo:

一 Sr. Yaemori: Mini, ¿Qué haces aquí? (El padre parecía estar confundido)

一 Mini: ...... (Se quedó quieta sin decir nada)

一 Sr. Yaemori: ¡Responde cuando una persona te pregunte, acaso te he educado yo así! (Se enfadó al instante)


一 Mini: S-Si ..... S-Solo estaba comprando u-unas entr-tradas .....

一 Sr. Yaemori: Así que después de un tiempo sigues siendo la misma irresponsable ..... Pensé que cuando decidiste independizarte ibas a madurar un poco, pero veo que me equivoqué.

一 Mini: ...... (No decía nada, solo aguantaba la riña de su padre)

一 Sr. Yaemori: Sigues siendo la misma chica infantil con sus tonterías de disfrazarse (cosplay) y de esa gente que te ve en internet (streaming)


La pelinegra solo aguantaba cada una de las reprimendas de su padre, mientras que el chico ya no aguantaba más que el padre de ella le esté echando una bronca sin sentido. Kazuya ya harto, quiso intervenir pero la chica se interpuso. Miró a la cara del pelinegro y le dijo en voz baja que no lo hiciera. Después de que Mini le dijera esas palabras con una cara seria, el chico pensó que después de todo eran discusiones entre familia. Si ella le dijo que se quedase quieto pués nada más tenía que obedecer aunque él mismo no quisiese.


Después de un rato, el padre dejó de hablar y así concluyó la discusión. Al acabar, Kazuya en lo único que pensó fue marcharse de ahí con la chica lo antes posible, ya que si se quedaba más rato tarde o temprano iba a explotar en contra del padre de la pelinegra. Pero antes de que ambos se vayan de ahí, el Sr. Yaemori habló expresamente con el chico:

一 Sr. Yaemori: ..... (Mira al chico que acompañaba a su hija) Perdona por haber presenciado esto, y de que tenga que soportar a mi hija ..... (Le habló de un tono amable) ¿Me puede decir su nombre?

一 Kazuya: ..... (El chico con una cara seria tomo de la mano de la chica y fue hacia la moto)

一 Mini: E-Espera .... (La chica estaba nerviosa)

一 Kazuya: Sube y ponte el casco ..... Nos vamos de aquí (Se sube también a la moto y se pone el casco)

一 Sr. Yaemori: ¡¡OYE ACASO NO TE EDUCARON EN TU CASA!! (El hombre estaba enfadado al ser ignorado) ¿¡CREES QUE ESA ES UNA BUENA MANERA DE TRATAR A TUS MAYORES!?


一 Kazuya: ¿Y usted cree que esa es una buena manera de hablarle a su hija? (Después de esas palabras se marchó junto a Mini)

Los dos se fueron de ese lugar con el ambiente un poco tenso. Mientras iban en el vehículo ninguno de los dos dijeron ni una palabra, pero en justo cuando el chico frenó en un semáforo la chica quiso hablarle:

一 Mini: ..... (Mira la cara del chico que se encontraba serio) Ka- ..... (No sabía exactamente que decirle) Y-Yo .... Sient- ..... (Le interrumpieron)

一 Kazuya: Agárrate más fuerte, voy a acelerar ..... (La chica hizo caso al instante y este volvió siguió conduciendo)

Siguieron conduciendo hasta que pararon en una cafetería cerca de sus apartamentos ya que querían despejarse un poco de todo lo sucedido momentos antes. Al entrar en la cafetería pidieron a cada uno lo que iban a tomar, mientras estaban esperando no se dirigieron ninguna palabra. No sabían cómo romper el hielo después de lo ocurrido, cada uno tenía sus intenciones para hablar pero también tenían sus motivos por no ser el primero en hablar.


Minutos más tarde trajeron los dos cafés que pidió cada uno, y finalmente hablaron:

一 Kazuya / Mini: Eh, yo .... (Hablaron a la vez haciendo que estos dos volviesen a callarse)

(Estuvieron callados unos segundos hasta que la chica fue la primera en hablar)

一 Mini: ¡Siento haberte metido en todo esto! (Se le notaba dolida) ¡En ningún momento me acordé de que mi padre trabajaba cerca de aquí, pero tampoco me esperaba de que nos lo íbamos a cruzar!

一 Kazuya: ..... (No sabía qué decir exactamente)

一 Mini: ¡Te he arrastrado hasta aquí como una tonta para que después me tengas hasta que sacar del apuro que ni yo misma sabía podría haberlo hecho! (Agacha la cabeza en frente del chico)

一 Kazuya: ..... (Mira a la pelinegra) No te tienes que disculpar, todo esto ha ocurrido sin tu saberlo ..... El que tendría que pedir una disculpa soy yo, me he metido en medio de vuestro asunto familiar cuando tu misma me has dicho que no lo hiciese ..... Solo no podía aguantar que te hablase de esa forma .....


一 Mini: No te tienes que disculpar, me has ayudado, tanto en llevarme como en sacarme de allí ..... No te sientas culpable por algo que has hecho bien.

一 Kazuya: Bueno, lo mejor será que dejemos de disculparnos el uno al otro y de culpabilizarnos ..... Dejemos esto a un lado y lo hecho, hecho está ..... No podemos hacer nada por ello.

一 Mini: Si, lo mejor será que hagamos eso .....

Siguieron en la cafetería tomando sus respectivas bebidas, y cuando el pelinegro pensó que la conversación ya había acabado y que cada uno iba a volver a su casa, la chica le volvió a hablar:

一 Mini: No se si te va interesar esto pero, ¿Supongo que te estarás preguntando por qué mi padre me ha echado esa bronca, no?

一 Kazuya: Más o menos, pero me puedo hacer una idea .....


一 Mini: Bueno, pues mejor te lo cuento antes de volver para zanjarlo de una vez por todas .....


(Empieza a contar la historia)

La pelinegra empezó a contarle la razón de la reacción de su padre nada más verla. Esta historia se remonta cuando apenas la chica tenía 7 años. A esa edad su madre falleció debido a una enfermedad y ella era la que se encargaba de criar y educar a Mini cuando era una niña. Su padre apenas pasaba tiempo con ella ya que se centraba más en su trabajo que en la educación de su propia hija. Solamente lo que le importaba de su hija era que sacase buenas calificaciones para que después tenga una buena carrera y tener un buen futuro.

No le importaba los gustos que tenía ella o lo que realmente quería hacer, para él era algo irrelevante en la vida de los seres humanos y lo único que importaba era tener un buen futuro y mantener a tu familia. Si veía a su hija entretenida con otra cosa que no fuese con los estudios le prohibía volver a jugar con eso.

Ella al cumplir los 14 años descubrió el mundo del cosplay y de los streaming debido a algunas compañeras de su escuela, pero esto hizo que inmediatamente se enamorara de estos dos mundos. Lógicamente esto ni se lo mencionó a su padre, si llega a tener la mínima intuición no volvería a saber de estas dos cosas. Por suerte lo ocultó muy bien.


Al graduarse de la preparatoria y a la hora de elegir su carrera universitaria, la pelinegra decidió contarle este secreto a su padre. Esto se debe a que ella quería dedicarse a esto, y durante estos últimos 4 años la gente empezó a consumir su contenido, tanto del cosplay como del streaming pudiendo además de conseguir un buen sueldo de esto. Ella sabía que era algo arriesgado dedicarse a esto pero era su sueño, y por ahora iba bien y tenía opciones de poder llegar a ser más. Por eso, tampoco iba a descuidar sus estudios, el problema era que iba a tomar una carrera universitaria que no era la deseada por su progenitor.

Finalmente se lo contó en el último día que se podía echar la matrícula para ir a la universidad, y como era de esperar, su padre estaba totalmente en contra de la decisión de la chica. Sus palabras fueron: "¡Ni en broma harás eso, eso ni siquiera es un trabajo en verdad! Tienes que elegir un futuro mejor". Después siguieron y siguieron discutiendo diciendo cada uno lo que pensaba hasta que la chica, harta de seguir aguantando, se marchó de su casa de toda la vida para mudarse a un pequeño apartamento, donde estuvo solo 1 mes hasta que se volvió a mudar a lo que es hoy en día su apartamento de la universidad.

(Fin)


La pelinegra concluyó la historia, con el chico que no era capaz de decir absolutamente nada. Mini se sentía bien después de haber podido contar esto, ya que nunca pudo contárselo a nadie más y era un modo para liberarse. Después de eso pidieron la cuenta, cada uno pagó lo suyo y se marcharon de la cafetería. Los dos iban a montarse otra vez en la moto para volver a sus casas, pero antes de que se montase Kazuya le habló a la chica:

一 Kazuya: Una cosa antes de marcharnos ..... (Le habló a la pelinegra haciendo que esta se girase mirando al chico) ¿Estás cómoda y feliz de haber tomado este camino?

一 Mini: Sí ..... Totalmente ..... (Dijo muy segura)

一 Kazuya: Perfecto, eso es lo único que debe de importar.

一 Mini: Gracias ..... (Sonríe) Por cierto, ¿Qué hubieras hecho si te hubiese contestado al contrario?

一 Kazuya: Pues te arrastraría de los pelos hasta llevarte al camino que te haga feliz correctamente.

一 Mini: ¿Cómo no? Era de esperar que respondieras eso ..... (Se montaron los dos en el vehículo y se marcharon a sus apartamentos)

Al llegar a los apartamentos aparcaron abajo y se dispusieron a subir las escaleras de su urbanización mientras hablaban. Al subir del todo, inmediatamente de la puerta de al lado salió una pelimarrón un poco molesta. Los oyó desde que llegaron e iba a echarle un pequeña bronca al chico:

一 Chizuru: ¿Así que tú eras el grano en el culo que ha hecho sacar a Kazuya de su cama antes de tiempo? (Hablándole a Mini)

一 Mini: ¿Grano en el culo? (Confundida)

一 Chizuru: Sí, es exactamente lo que me ha dicho él por mensaje hace un rato (Le enseña su teléfono mostrándole sus mensajes con Kazuya)


一 Mini: ¡¡OYE!! (Molesta)

一 Kazuya: No te hagas la sorprendida, si te lo he dicho miles de veces y la mayoría a la cara.

一 Mini: ¡Ya lo sé, pero solo trato de olvidarlo! ¡Y luego no paras de repetirlo! (Se le notaba dolida)

一 Kazuya: Oh vamos, no te pongas así (Intentando consolarla) Para mi eres especial, porque eres mi granito en el culo ....

一 Mini: Y siempre lo seré ..... (Ahora esta seria, pues en verdad no estaba tan dolida)

一 Chizuru: ...... (Presenciando todo eso) Bueno, cambiando de tema .... (Quería salir de esa escena tan rara) ¿De donde venían? Que al final no me ha dicho nada sobre esto por mensaje.

一 Mini: Tranquila mujer, no te lo voy a robar ni nada de eso ..... Este hombretón es de tu pertenencia (Le da una palmada en la espalda al chico)

一 Chizuru: ¿¡E-EH!? (Se puso muy nerviosa y roja) ¡¡HO H-HABLES COMO SI K-KAZUYA MÍO!!

一 Mini: ¿Si no es tuyo, entonces puedo quedármelo yo? Soy buena cuidando mascotas .....

一 Kazuya: ¿Os importaría hablar de mi cómo si no fuese un objeto? (Veía como no las dos no le prestaba atención y seguía discutiendo) Pues yo me voy a almorzar ..... (Va hacia su apartamento)


一 Chizuru: ¡Espera! Yo voy contigo, recuerda que hoy cocinabas tú .....

一 Kazuya: Si tranquila, para que vas a ayudar si ya estoy yo (Sarcasmo)

一 Mini: ¿Van a comer juntos?

一 Chizuru: Exacto, me prometió que hoy me iba a cocinar en su casa.

一 Kazuya: Únete con nosotros, cuantos más mejor (Hablándole a la pelinegra)

一 Mini: No no, prefiero dejaros solos ..... Yo solamente estorbaría entre vosotros.

一 Kazuya: Lo que te he dicho no ha sido una pregunta ..... (Va hacia ella y le toma de la mano para luego llevarla dentro del apartamento del chico) Así que entra de una vez y disfruta de mi hospitalidad.

La pelinegra se sorprendió un poco por la acción del chico, pero esa sensación se le fue inmediatamente cuando vio la cara de su otra vecina, que parecía estar algo seria cuando el chico le tomó de la mano a la otra chica. Entonces, al ver esa cara, la pelinegra intentó aprovecharlo:


一 Chizuru: ..... (Mira fijamente la dos tomados de la mano con una car seria)

一 Mini: ¿Uhm? (Se fijó en la chica que llevaba una cara seria al ver los dos tomados de la mano)

(La pelimarrón seguía fijada en las manos de ellos dos mientras entraban en el apartamento, hasta que se le cruzó la cara de Mini que tenía una cara pervertida haciendo que esta se ponga nerviosa)

一 Chizuru: ¿¡Po-Por qué pones esa cara!? (Nerviosa)

一 Mini: ¿Yo? Por nada ..... (Sarcasmo)

一 Chizuru: ¡N-No pensaba lo que estabas pensando! (Intentando resolver el tema pero era demasiado tarde)

一 Mini: ¿Y en qué estaba pensando exactamente? Eso si, no te tienes que poner tan nerviosa, no ha ocurrido nada malo ..... (Seguía molestando a la chica)

一 Chizuru: ¡Cá-Cállate! (Se estaba poniendo cada vez más nerviosa)

一 Mini: Oblígame .... (La cosa está que arde)

一 Kazuya: En serio, parecéis dos gatas en celo ....


一 Mini: Tienes razón, Chizuru es una gata en celo ya que quiere que le hagas morder almohada.

一 Kazuya: ¿Morder almohada?

一 Chizuru: ¡¡N-NO HABLES DE E-ESO CO-COMO SI YO L-LO DESEASE!! (Se avergonzó mucho)

一 Mini: No nos mientas, si ya lo sabemos todos que lo llevas deseando desde hace un tiempo.

一 Chizuru: ¡¡DE-DEJA DE DECIR E-ESAS COSAS!! (Va corriendo a taparle la boca a la chica) ¿T-Tú no la e-escuches, vale? (Mirando al chico)

一 Kazuya: Madre mía .... (Mira el techo de su apartamento) Por favor abuelo, llévame contigo y libérame de esta tortura ......

(Una semana después)


Una familia formada por dos padres y su hija, estaba yendo en un coche lujoso conducido por el padre. Hoy era unos de los días más importantes por parte del padre debido a que ese mismo día era el aniversario de la creación de su empresa, que lleva 20 años en activo. Había organizado una comida de empresa en una sala grande de un hotel lujoso donde iban a estar invitados todos y cada uno de sus trabajadores, clientes y algún que otro invitado de otras empresas para estrechar lazos.

Como era obvio, también iban a estar la familia presente como he mencionado antes. Iban bien vestidos ya que en estos casos hay que estarlo aunque algún que otro le parezca incómodo.

Finalmente llegaron al lugar, aparcaron cerca del hotel y fueron caminando hacia la puerta del establecimiento. Casi llegando a la puerta, empezaron a cambiar diálogos entre ellos, especialmente la chica que no estaba muy contenta por ir a la celebración:

一 Ruka: De verdad, ¿Yo también tenía que venir a la celebración? (La chica parecía estar muy disgustada) Ya sabéis que no me gusta venir, cada año es lo mismo y es igual de aburrido que en el anterior.

一 Sra. Sarashina: Deja de rechistar, ya sabes perfectamente que hoy es un día muy especial para tu padre y quiere que estemos toda la familia junta para presenciarlo.

一 Ruka: Eso ya lo sé, pero es siempre lo mismo (No iba a ser fácil cambiar de idea a la pelinegra)

一 Sr. Sarashina: Bueno, creo que este año va a ser más diferente de lo que tu crees.

一 Ruka: Si claro, esa historia ya me lo sé. Siempre dices lo mismo y luego no es verdad.


一 Sra. Sarashina: No exageres, tampoco es para tanto. Además, no todos los años han sido iguales.

一 Ruka: ¿Ah no? Primero todos hablamos con todos, luego Papá da una charla agradeciendo a todos los presentes, luego hay música de fondo mientras comemos y después tengo que estar aguantando las molestias de personas que ni conozco y de tener que entretener a los hijos de el resto de padres, como si fuese una niñera (Estaba muy rencorosa)

一 Sr. Sarashina: ¿Te he dicho que este año va a ser diferente, no? Pues entonces mira al frente y mira quien es esa persona de ahí ..... (Señala a un joven pelinegro esperando en la puerta del hotel)

(Llegaron al hotel y se pararon en frente de la puerta del establecimiento quien estaba una persona en concreto)

一 Kazuya: Buenas .....

Continuará





Nota: MangaLatam recibió la autorización de C-bossXD para publicar esta obra. El contenido representa el punto de vista del autor y no de MangaLatam.

MangaLatam

Administrador y editor.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Anuncio

Anuncio

نموذج الاتصال